Autismo y embarazo
home // page // Autismo y embarazo
Autismo y embarazo

Autismo y embarazo

Autismo y embarazo

Autismo y embarazo, ¿es posible la prevención?

El autismo es una afección compleja que afecta a 1 de cada 68 niños. ¿Pero se puede prevenir durante el embarazo?

Hablar de autismo y embarazo resulta complicado dado el origen incierto de este tipo de trastornos. El momento de afrontar ser papa y mamá siempre viene rodeado de miedos, angustias y pruebas médicas de todo tipo. Porque uno de los riesgos más temidos es que el hijo presente trastornos del espectro autista (TEA). Estos afectan a 1 de cada 68 niños. Sin duda algo que marca radicalmente el desarrollo del menor y del posterior adulto.

Y es que algunas investigaciones sobre autismo y embarazo dicen que el desarrollo de la enfermedad puede comenzar antes del nacimiento. Un estudio en el New England Journal of Medicine encontró diferencias entre los cerebros de los niños con autismo y los cerebros de los niños con desarrollos no afectados por la enfermedad ya en el segundo trimestre del embarazo.

Autismo y embarazo: ambiente y genética

Los investigadores no han sido capaces de identificar una causa definida. El autismo probablemente se desarrolla a partir de una combinación de factores. «Algunos casos pueden tener una causa genética. Y otros pueden tener una causa principalmente ambiental, pero la mayoría de los casos probablemente resulten de la interacción de ambos». Palabras Paul Wang, MD, vicepresidente de investigación médica de Autism Speaks.

Al hablar de autismo y embarazo sabemos que desgraciadamente no se puede hacer mucho para cambiar la genética.

La genética puede verse alterada con su exposición a ciertos factores ambientales. Factores externos que han demostrado tener un vínculo con el desarrollo del autismo. «La evidencia sobre el riesgo ambiental durante el embarazo está realmente en su infancia, por lo que cualquier hipótesis respaldada por datos debe ser investigada más aún ya que aún no se considera una causa determinada». Dice M. Daniele Fallin, Ph.D. Es director del Centro Wendy Klag para Autismo y Discapacidades del Desarrollo en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg.

Autismo y embarazo: medidas básicas de prevención

 

Autismo y embarazo

autismo y embarazo

 

En conclusión, la clave es que las parejas tomen algunas medidas de seguridad durante el embarazo. Para proteger potencialmente a sus bebés, se debe reducir la exposición de una mujer embarazada a ambientes contaminados. Por supuesto llevar una dieta equilibrada. En definitiva, reducir al máximo cualquier riesgo ambiental que pueda afectar al bebé en su desarrollo.

«Tal vez la asociación ambiental más convincente y consistente con el riesgo de autismo hasta la fecha, es la exposición durante el embarazo a la contaminación del aire». Dice el Dr. Fallin. Múltiples estudios han apoyado este tipo de hipótesis. Uno de los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard sobre autismo y embarazo, demostró que el riesgo se duplica en los caso de niños nacidos de mujeres expuestas a altos niveles de contaminación.

Para estar lo más tranquilos posible con respecto al autismo y embarazo, lo mejor es consultar a un especialista. Compara todos los seguros disponibles y compañías con el comparador seguros salud. Y tendrás los mejores profesionales a tu disposición.

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.