El ejercicio físico contra el cáncer
home // page // El ejercicio físico contra el cáncer
Ejercicio físico

El ejercicio físico contra el cáncer

Numerosos estudios han demostrado que las ‘células asesinas’ o células NK –del inglés ‘natural killer’– son un tipo de linfocito del sistema inmune con capacidad de controlar y regular el tamaño de los tumores. Sin embargo, como indica Pernille Hojman, “a día de hoy no se había realizado ningún estudio para analizar el papel del ejercicio físico en la regulación de las células NK y, por tanto, de su actividad sobre la masa tumoral”.

Por ello, los autores utilizaron un modelo animal –ratones– con cáncer para observar el efecto sobre el tumor de la actividad física de alta intensidad o, más concretamente, de la adrenalina que se secreta al realizar un ejercicio físico intenso.

Ejercicio físico - adrenalina

Como informa Pernille Hojman, “en nuestro estudio inyectamos adrenalina a los ratones para simular el incremento que se produce durante el ejercicio físico. Y lo que observamos es que el aumento de adrenalina conllevó una movilización de células NK al torrente sanguíneo, así como que estas ‘células asesinas’ fueron capaces de encontrar el tumor e introducirse en el mismo”.

Es más; los investigadores observaron que, frente a aquellos dedicados a actividades más ‘sedentarias’, los ratones que hacían ejercicio físico pasando gran parte de su tiempo corriendo en las ruedas instaladas en sus jaulas experimentaron una reducción del 50% del volumen de sus tumores pulmonares, hepáticos o de piel.

Si haces ejercicio físico o no, pero quieres estar pendiente de tu salud y la de los tuyos, te recomendamos que utilices nuestro comparador seguros salud, y elijas aquel seguro de salud que mejor se adapte a ti.

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.