El estrés laboral puede generar desórdenes alimentarios
home // page // El estrés laboral puede generar desórdenes alimentarios
estrés laboral

El estrés laboral puede generar desórdenes alimentarios

La vertiginosa velocidad de una jornada laboral, el estrés laboral de lidiar con unos y con otros en el trabajo y fuera y las prisas que nos acompañan en nuestro día a día suelen degenerar en una dieta mal cuidada y en unos horarios de comida completamente descompensados.

Salir de casa sin el tiempo suficiente para desayunar, comer cualquier cosa, tomar a media tarde algún snack y llegar tan cansado a casa que no tienes ganas ni de cenar. Ésta es la rutina diaria o el estrés laboral al que se enfrentan millones de españoles a diario. Todo este compendio de mala conciliación entre la vida laboral y personal hace que finalmente nuestra alimentación se resienta, y a la larga nuestra salud.

Estrés laboral

Las extenuantes jornadas de trabajo, el alto grado de exigencia laboral y el poco tiempo que dejan las prisas, generalmente nos lleva a sacar tiempo laboral de donde no deberíamos sacarlo: de las horas de comida o de sueño. Este desequilibrio de horas y estrés laboral, perjudica a la larga a la salud.

Descompensar los horarios de comida y sueño a costa de alargar las jornadas laborales que derivan en estrés laboral es, según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid una forma de “perjudicar nuestra salud, acelerando los procesos de envejecimiento estructural del cuerpo”.

En definitiva, nos hacemos viejos en nuestros trabajos por obsesionarnos con ellos y por someternos a un estrés laboral casi a diario. Nuestras jornadas de trabajo deberían de ser más que suficientes para cubrir todas las exigencias laborales de cualquier trabajador, pero generalmente no suele ser así. Tiramos de tiempo que debería ser nuestro para asumir cargas laborales fuera del trabajo. Lo cual es un disparo en el pie de nuestra salud.

Hay personas que no solo llevan en su cabeza todo el día el trabajo, si no que utilizan el móvil para seguir trabajando, a pesar de estar fuera del horario laboral. Inclusive en fines de semana, el 34% de los trabajadores españoles asegura estar pendiente de su trabajo. Todo ello acaba ocasionándoles estrés laboral.

Todas estas causalidades hacen que nuestra dieta y nuestro sueño se desestructuren. Nos vemos en la tesitura de atender antes al trabajo que a nosotros mismos y muchas veces se opta por el trabajo en vez de por la salud. Todo esto conlleva a que suframos estrés laboral.

Según el mismo estudio, una buena estructuración de la jornada laboral, asumiendo tiempos para posibles situaciones excepcionales, y evitando de este modo el estrés laboral, podría ahorrarnos a la larga una gran cantidad de problemas tanto digestivos como mentales, ya que una mala alimentación o una mala gestión del sueño puede suponer un problema que puede derivar en una situación crónica de insomnio e inclusive, acabar en un trastorno alimentario grave.

Si estás sometido a estrés laboral, pero te preocupa que tu salud empeore, te recomendamos que utilices nuestro comparador seguros salud y elijas el seguro de salud privado que mejor se adapte a ti. Con un seguro de salud privado evitarás largas colas de espera y estarás atendido por grandes profesionales que cuidarán de ti y de tu salud.

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.