La lepra, ¿un mal que ha desaparecido?
home // page // La lepra, ¿un mal que ha desaparecido?
Lepra

La lepra, ¿un mal que ha desaparecido?

La lepra, también conocida como enfermedad de Hansen -por el médico noruego que aisló el bacilo-, es una infección crónica originada por la bacteria Mycobacterium leprae, que afecta principalmente a los nervios periféricos, a la piel, a los ojos y a las mucosas de las vías respiratorias altas. La afección se caracteriza por la aparición de úlceras cutáneas, y provoca daños neurológicos que se traducen en falta de sensibilidad en la piel (dejan de percibir sensaciones de calor, frío y dolor) y debilidad muscular.

La lepra se transmite de persona a persona y, aunque no es muy contagiosa, se puede contraer tras un estrecho contacto con personas enfermas y no tratadas. Cuando el enfermo ya está siendo tratado con la medicación adecuada, no resulta infeccioso.

La lepra puede ser de carácter leve (lepra tuberculoide), en cuyo caso no es contagiosa, o grave (lepra lepromatosa).

Pese al mito popular que acompaña a la lepra, la enfermedad de Hansen es una enfermedad que tiene cura y que es poco contagiosa, aunque está aún muy lejos de ser erradicada. De hecho, sigue presente en más de un centenar  de países, entre los cuales destaca la India, que aglutina el 58% del total de los nuevos casos detectados, seguido de Brasil e Indonesia. En 2013 se registraron en el mundo 219.000 nuevos casos de lepra.

La lepra es causada por la bacteria Mycobacterium leprae. No es muy contagiosa y tiene un largo período de incubación (tiempo antes de que aparezcan los síntomas), lo cual dificulta saber dónde y cuándo alguien contrajo la enfermedad. Los niños son más propensos que los adultos a contraerla.

Los expertos piensan que la bacteria se disemina cuando una persona inhala las pequeñas gotas en el aire liberadas cuando alguien con lepra tose o estornuda. La bacteria también se puede transmitir por contacto con los líquidos nasales de una persona con lepra. La lepra tiene 2 formas comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. Ambas formas ocasionan úlceras en la piel, pero la forma lepromatosa es más grave y produce grandes protuberancias e hinchazones (nódulos).

La lepra es común en muchos países del mundo y en los climas templados, tropicales y subtropicales. En los Estados Unidos, se diagnostican aproximadamente 100 casos cada año, la mayoría de ellos en el sur, California, Hawaii y las islas de ese país, y Guam.

Lepra

La mayoría de las personas que entran en contacto con la bacteria no desarrollan la enfermedad. Esto se debe a que su sistema inmunitario es capaz de combatir la bacteria.

El Mycobacterium leprae resistente a los medicamentos y el aumento del número de casos en todo el mundo han originado una preocupación global por esta enfermedad. Por ese motivo, es recomendable tener un seguro de salud privado con el fin de acudir al médico sin esperar largas colas de espera. Si no sabes qué seguro escoger, utiliza nuestro comparador seguros salud o pregunta a nuestros asesores que le recomendaran los seguros de salud que mejor se adapten a ti.

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.